El pasado jueves, una sala Penélope abarrotada vio un gran show de la mano de Mucho Muchacho a.k.a. Skinny Banana Cap. Ritmos gordos, ríos de alcohol y muchos amigos, la Banana Jam fue una fiesta de categoría con muchos momentos que quedaran en el recuerdo de todos. “¿Será mejor?”

Una jam en toda regla. Eso fue lo que vivimos, mas que un concierto al uso. Desde antes de las 9, Tony Touch estaba al mando de los aparatos, haciendo mover el cuello a la gente con una sesión de esas que no tiene posibilidades de fallar, saltando desde los clásicos mas unánimes (Moob Deep, Notorius, Wu-Tang, Gangstarr…) a cosas mas recientes como el “Magna carta… holy grail” de Jay-Z. El de NY se sentía a gusto y buscaba en todo momento la compenetración con el publico, sin andarse con temas suaves, el movimiento y la fiesta eran el objetivo claro, mas cuando el incombustible Mbaka apareció en escena (no hace falta presentación) para poner su voz y su carisma al servicio del espectáculo.

Espectáculo del que Tony Touch era parte primordial, mas cuando nos deleitó con algunos temas exclusivos como una gran versión de su compatriota Tego Calderón sobre la instrumental de “Lean Back“. Es lo que tienen los grandes, que regalan joyas. Llegó el momento de los showcases, y los primeros en salir fueron Meta4mosis, grupo residente en Ibiza que pasó por la Banana Jam a mostrar sus aptitudes, dejando buen sabor de boca durante las 3 canciones que se soltaron en directo. Tras ellos, la expectación se adueñó de la sala cuando Selector Marx se puso al mando de las mezclas y el nombre de El Coleta empezó a recorrer la sala, expectación recompensada cuando el de Moratalaz apareció sobre la tarima “esposado” y escoltado por una pareja de la guardia civil de época mientras las primeras notas de “Esto es el principio” daban el punto de partida a su directo.

Acompañado por Brother Chegar, dio un repaso a sus hits mas conocidos actualmente como “Nanai nanaina” o “Deprisa deprisa“, incluidos en su nuevo trabajo de 2013. El “Iberikan Stamford” demostró porque es único en la escena y dejó patente su estilo directo y descarado, indiferente a las criticas o alabanzas del resto, consiguiendo ganar la atención y el respeto de los presentes, independientemente de que te guste o no. El siguiente el salir fue Kultama, acompañado por un Iman muy en forma, mostraron su veteranía y repasaron la trayectoria del MC con temas míticos como ese “Nacional e importación” que tiene junto a Zarman y Mala Rodríguez. Jugando en casa, se vio muy cómodo al de VKR, que en todo momento mostraba una gran sonrisa y disfrutó de una Penélope animada y entregada a la jam que estaban presenciando.

Acto seguido, Kunta-K se presentó en el escenario para representar Barcelona y dar a conocer su próximo proyecto junto con Mbaka, el cual nos sorprendió a muchos en mayor o menor medida al enchufarse a rapear con una gran soltura y facilidad, teniendo en cuenta que normalmente no le vemos por esas tareas. Este proyecto llevará el titulo de MKU y verá la luz en los primeros meses de 2014, aunque los presentes tuvimos la oportunidad de escuchar 3 de las canciones del maxi en primicia: “7:00 in the morning“, “R.A.P.” y la rotunda “50 negratas“, repletas de actitud, jerga y ese estilo moderno donde suelen navegar la gente de Bangha Dealers.

Pasaba rápido el tiempo, entre rimas y ritmos, mientras el humo terminaba de inundar la sala y todos los invitados se agolparon a los laterales de la tarima a ver como el protagonista absoluto de la noche salia, por fin, con la autoridad que concierne al micrófono de su mano. Óliver a.k.a. Mucho Muchacho era muy esperado y supo devolver esta expectación con fuego lírico, comenzando con buenos temas de “Cookin Bananas” como “Muévelo cerda” o “Tenemos droga“, además de una parrafada bien guapa sobre la igualmente potente instrumental de “Return of the Crooklyn Dodgers“. Todo ello apoyado en un Mbaka siempre muy presente para animar al personal, complementando a un Mucho en muy buena forma y al que los años nunca han parecido pasarle factura, ni a nivel de energía ni a nivel de potencia vocal.

Continuó el repaso a su ultimo LP con “Pon” y “Llueve en el infierno“, muy rotunda esta ultima con el cambio de instrumental que le añade mas encanto todavía, y con Óliver ya a estas alturas sintiéndose dueño del escenario y animando al personal como sólo el sabe, desbordando personalidad. Pero no hizo falta animar a nadie cuando Tony Touch volvió a aparecer y los primeros acordes de “Será mejor” resonaron por la sala, provocando la locura absoluta del personal. Fue el momento de la noche por antonomasia, increíble aun con la anécdota de que a Tony se le olvidase alguna frase de la canción, pero a una leyenda de los States se le puede perdonar algo así, más cuando ya estaba todo el publico a grito pelado para recordarle cada lírica de la canción, mas himno que canción.

Tras el clímax de “Será mejor” quedaba ya poco tiempo, tocaba acelerar y apurar los últimos cargadores. Kamikaze fue llamado a filas, siempre muy admirado en la capital, y el supo corresponder a este apoyo con un buen tema sobre la instrumental de “Tenemos droga“. Un murmullo recorrió la sala cuando el también miembro de CPV Supernafamacho se unió a la fiesta por sorpresa, y la posibilidad de escuchar la mítica “Los 3 amigos” se hacia palpablemente real. No tuvimos esa suerte, desgraciadamente,  pero nos regalaron los oídos con lo mejorcito de cada casa: Kami con su “Quieres“, Nafa con “Sonido campeón” y Mucho reservándose energía para tirar un “Misión partir la madre” tremendo, entre ovaciones y gritos del personal, merecidos por la fuerza y garra que Óliver le dio a la canción, uno de sus grandes himnos con 7 notas 7 colores.

Con la gente ya entregada, “Buah” y “Aquí te pillo aquí temazo” fueron las canciones que sirvieron como despedida a una fiesta en toda regla donde absolutamente todos nos quedamos con ganas de más, pero esto es lo que tiene un show con tantos artistas en un espacio reducido de tiempo. Aun así, gran satisfacción por lo visto, un directo muy vibrante y divertido, y la constatación de que todavía nos queda Mucho Muchacho para rato, prácticamente mientras el mantenga la motivación y las ganas, puesto que su talento es innato. Para el recuerdo quedará haberle visto cantando “Será mejor” junto con Tony Touch, con toda la sala a grito pelado y disfrutando cada estrofa, uno de esos momentos que no se suelen repetir muy a menudo. Queremos una Banana Jam 2 el año que viene, palabra.

Banana Jam // Sala Penelope, Madrid

http://creambarbershop.blogspot.com.es/

Imágenes por cortesía de NextForLife 

http://www.todohiphop.net/

 

 

 

http://www.lagonzo.es/wp-content/uploads/2013/12/coleta.jpghttp://www.lagonzo.es/wp-content/uploads/2013/12/coleta-290x290.jpgMarco AceitunoConciertos
El pasado jueves, una sala Penélope abarrotada vio un gran show de la mano de Mucho Muchacho a.k.a. Skinny Banana Cap. Ritmos gordos, ríos de alcohol y muchos amigos, la Banana Jam fue una fiesta de categoría con muchos momentos que quedaran en el recuerdo de todos. '¿Será mejor?' Una...