2 platos
Hace poco TVE nos sorprendió con un nuevo documental sobre el rap patrio, con motivo de los 30 años de la supuesta implantación de la cultura hip-hop en este país. En un horario muy alejado del “Prime Time” (01:45 AM) la casta del rap español daba lecciones ya memorizadas desde hace demasiado, y a algunos, entre los cuales obviamente me incluyo, ya cansan. Una cosa es el tributo a los pioneros, otra es la continuidad de tan monótono discurso.

El nivel de periodismo en este país es lamentable, eso lo sabemos todos. En materia de cultura, más, y en materia de música, todavía más. Que decir del rap, eterno esquilmado. Aquí en España, desde hace unos años se esta desarrollando una escena potente, que tras grandes esfuerzos y sudores ha superado las barreras de ser considerado moda/chiquillada, pero eso no significa que en muchos aspectos todavía continuemos dando vergüenza ajena, y una muestra de uno de ellos puede ser el documental del que les hablo. Pasando por alto la batería de declaraciones que no sorprenden a nadie, ni aportan nada relevante, es la poca aparición de sangre fresca lo que colma mi paciencia y, me imagino, la de muchos. La casi totalidad de artistas que participan cuando sus momentos de mayor éxito han sido, como mínimo, hace 10 años.

images

Esta bien repasar la historia de la escena: CPV, Doble V, Mucho, SFDK… estupendo. Pero creo que la inmensa mayoría de todos nos la sabemos de memoria, y quizás ya era hora de enriquecer un poco y hablar de los nuevos nombres que actualmente son los que cortan el bacalao y han dejado aparcados a los que antes eran considerados como intocables para acabar convertidos en ex-raperos que se acercan a los 40 años y rapean para niños de 13. Para intentar contradecirme, asistir antes a un show de Saturnino o Chojin. Interesa más tener a Sonia Cuevas explicando por quincuagésima vez la época de Nuevos Ministerios y a Frank volviendo a recitar la sagrada historia de los violentos, que adentrarnos en los cambios que va adoptando nuestra cultura en 2015, todos los nuevos grupos y tendencias que actualmente conforman lo que conocemos como hip-hop. En definitiva, se pueden hablar de mas cosas, y de forma mas variada y menos típica.

Y para un par de artistas “nuevos” (que no lo son) que aparecen en cámara como son Erik Urano & Zar1 y el colectivo Agorazein, su opinión parece ser que no fue tomada enteramente, quedándose únicamente con las declaraciones que concordaban con el contexto del resto de opiniones prehistóricas. Los madrileños declararon “Si hubiera salido en 2005 el montaje y el guión podrían haber sido los mismos.” y razón no les falta, pero bueno, ¿Que esperábamos de un documental realizado por nuestra querida televisión publica? No podemos llorar, dada la situación actual era idealista esperar algo mejor, mas coherente y actual para los tiempos que corren.

Estaba claro que iba a ser así, nivel Hip Hop Life, nivel La Cuarta Parte. Nivel Hip Flow. 4 elementos y bien de caspa, por favor.  Pero bueno, nos tocara quedarnos con las producciones audiovisuales de calidad que esporádicamente aparecen en escena y nos dan la vida, como fueron los capítulos de Harlems por parte del señor Pardoh Lacoss, o actualmente los nuevos videoblogs de Uve, siempre aportando knowledge. Y sobre todo, a la gente de Cryptamag que lleva ya mucho tiempo realizando un trabajo descomunal con unos estándares de investigación, calidad y buen gusto. A eso sumamos blogs muy decentes como el de White Negrata , y programas de radio underground que no siguen la tónica de los medios (Sonido Criminal, Radio Raheem…), en definitiva, siguen existiendo propuestas alternativas para enterarse de verdad de lo que pasa en la escena de forma real y completa.

mesa-de-mezclas

Marco AceitunoMúsica
Hace poco TVE nos sorprendió con un nuevo documental sobre el rap patrio, con motivo de los 30 años de la supuesta implantación de la cultura hip-hop en este país. En un horario muy alejado del 'Prime Time' (01:45 AM) la casta del rap español daba lecciones ya memorizadas...