El Aviador Dro y sus Obreros Especializados. Probablemente muchas de las nuevas generaciones desconozcan la existencia de un grupo con tan estrafalario nombre, pero seguramente los más entrados en años no han olvidado a uno de los grupos clave en la evolución musical de nuestro país durante los benditos 80. Más de 30 años después, su legado continua vigente.

Desde luego nos damos cuenta que no hablamos de un colectivo que cumple las ecuaciones de la normalidad, habiéndose alejado desde sus inicios de estereotipos y cumpliendo la dura tarea de ser los primeros en traer el tecno-pop a nuestro país, y por el camino ser uno de los pilares del añorado fenómeno de “la movida madrileña” y crear lo que a la postre seria el primer sello independiente de nuestros lares, DRO (Discos Radioactivos Organizados). Ellos, y solo ellos, fueron los que trajeron al anquilosado ambiente musical de la transición esos sonidos sintéticos que en manos de los alemanes Kraftwerk tanto furor causaron en el viejo continente, contribuyendo al general proceso de apertura y cambio que se percibió en aquellos dorados años. The Human League, Devo, Ultrabox…ese fue su caldo de cultivo e inspiración buscando su sonido.

Desde sus inicios la seña característica del grupo fue su peculiar y futurista concepto, derivado del frenético avance tecnológico que se observaba en aquel momento, con la percepción de que la progresión de la ciencia nos iba a llevar a cotas inimaginables en tiempos record. A partir de ahi, crearon su visión de lo que seria la realidad de ese mundo que nos esperaba, las cadenas de montaje, la robótica, naves espaciales y el amor como enlace de todo, ya sea entre humanos o androides. Todo esto no surgió de la nada, sino que era consecuencia de los intereses de esta comuna de jóvenes estudiantes madrileños, que dejaban volar sus mentes entre conductivismo, modernismo, estudios tecnológicos,ciencia-ficción y otros sucedáneos A través de una ironía mordaz y una frialdad que respaldaba su imagen de robots transhumanistas, declararon la lucha contra el autoritarismo, el fascismo, la religión y las supersticiones, todo ello dejando perplejo a un publico que por aquel entonces no era consciente del cambio que estaba ocurriendo.

 “No somos músicos. Imitamos lo que le gusta a la gente. Trabajamos con los instrumentos igual que en la fábrica los fresadores lo hacen con las tuercas. Tenemos su mismo mérito. Nos sentimos obreros especializados en hacer música y funcionamos como un equipo”

Ciertamente, muchas de las teorías que han tratado a lo largo de su carrera no han sido del todo exactas en cuanto a fechas, en símil a “2001, Odisea en el Espacio” o “1984” de Orwell. Pero de igual manera, se podría decir que a largo plazo muchas de las cosas que contaban estos locos de lo tecnológico se han convertido en cosas que ya no suenan tan descabelladas como hace 30 años. ¿Verdad?

“No es fácil imaginar el futuro de los soportes grabados… El futuro bien podría ser este: con la terminal de un ordenador personal tendrías acceso a un banco de música central o privado (una super sinfonola) en donde tendrías todos los títulos clasificados de las últimas décadas y un acceso especial, con sobrecargo de tarifa, a las últimas novedades”

Desde sus composiciones más duras y electrónicas, hasta aquellos éxitos pop que reventaron las discotecas de todos los rincones del país, su historia es un bello recuerdo de unos pioneros, incomprendidos con muchas ocasiones, pero que han marcado tendencia y echo el camino mas fácil a tantos grupos que han venido después. Y todo ello sin olvidar la magnitud que a la postre alcanzó DRO, una referencia como sello para grupos independientes que ha acabado llevando a nombres de la talla de Fangoria, Loquillo, Extremoduro, Celtas Cortos o Def con Dos.

Un amor para El Aviador Dro y sus Obreros Especializados.

 

 

 

 

 

http://www.lagonzo.es/wp-content/uploads/2014/12/grupo_Aviador_DRO.jpghttp://www.lagonzo.es/wp-content/uploads/2014/12/grupo_Aviador_DRO-290x290.jpgMarco AceitunoMúsica
El Aviador Dro y sus Obreros Especializados. Probablemente muchas de las nuevas generaciones desconozcan la existencia de un grupo con tan estrafalario nombre, pero seguramente los más entrados en años no han olvidado a uno de los grupos clave en la evolución musical de nuestro país durante los benditos...