El 15 de Julio los puertoriqueños Calle 13 encabezaron una global edición del Ibiza Roots Festival, cumpliendo todas las expectativas de un publico entregado al calor de un genial evento con un mensaje final muy claro y latente: stop prospecciones petrolíferas en Ibiza.

Llegamos muy a mi pesar cerca del final del grupo D´Callaos, toda una pena porque tenia ganas de disfrutar de los catalanes en directo y su versión del rock-flamenco. Lo poco que vi fue muy potente y animado, así que seguiremos su pista con seguridad. Tras ellos, tambores de guerra con el ejercito de Metamorphosis, rap ibizenco que durante un breve rato fue el protagonista de la noche. Sonido guerrillero e instrumentales de gran fuerza, pusieron su granito de arena y se ganaron el aplauso del respetable.

Rondarían las 10:30 de la noche cuando uno de los grandes atractivos del día aparecía en escena, Bohemian Betyars. La banda de origen húngaro mostró su propuesta, mixtura de ska, folk y punk que lleva en directo a una locura generalizada cargada de energía y garra. Con un violín protagonista en muchos momentos, la agrupación traspasaba las barreras del idioma y llegaba al alma de los oyentes, incluso de aquellos que como es mi caso desconocían de la existencia de los Bohemian. No volverá a ocurrir.

Durante la hora y media que duró su actuación la explosión de sonidos y ritmos no freno en prácticamente ningún momento, repleto de alteraciones y con los característicos elementos del gypsy y los balkan beats que lo hacen tan original y autentico de manera simultanea, por no hablar de su homenaje a esos grandes que son los Sex Pistols. Incansables, el publico agradeció su entrega y esfuerzo con una merecida ovación.

Tras ellos, tocaba la espera de los más deseados, y esta espera no fue nada desagradable porque el dj de turno se decidió por una dosis de dub de la mejor calidad, buenas vibraciones y graves directos al pecho. Desde aquí, solo puedo dar mi mas sincero agradecimiento, consiguió que el tiempo pasase de una manera bien rápida hasta medianoche, momento de Calle 13. Latineo y fiesta, lo mejor estaba por llegar.

Fiesta de locos“. Que mejor manera de iniciar el concierto que con esta declaración de intenciones, toda la banda en su máximo esplendor, el público enloquecido y René en su papel de protagonista, donde mejor se emplea. Tras ello, una reivindicación de los movimientos sociales y la juventud con “El baile de los pobres“, al igual que con “Brindar por el aguante“, en todo momento un tributo a la fuerza del pueblo y a su honor tantas veces mancillado. Visitante al control de las maquinas garantía de buen hacer, y una gran cantidad de instrumentos al servicio de un solo propósito, romper caderas y cuellos.

Tras la tierna “Besos de desayuno” con una exhibición a cargo del saxofonista de origen cubano, la fiesta continuaba con “No hay nadie como tú“, y ya llegados a ese momento René se manejaba a su antojo con ayuda de PG-13, corista y contrapunto perfecto a Residente. Y la lucha también continuaba, con temas como “Adelante“.

“Cuando la  tiranía es ley, la revolución es orden.” 

Darle la vuelta al mundo“, “Multiviral” con la aportación del perseguido Julian Assange o “Subele el volumen a la música satánica“, nadie era capaz de mantenerse quieto y el descontrol estaba instaurado, todos entregados a René como si de una especie  de predicador moderno se tratara, y en cierta medida se asemeja. Su discurso, consciente y consecuente, derriba fronteras y recuerda muchos conceptos que deberían ser esenciales. Y a todo esto, joyas y lujos, cómo “Ojos color sol“, el tema del nuevo trabajo donde aparece un grande como es Silvio Rodriguez, o “La perla” con Rubén Blades.

Global, ese es el estilo del grupo, orgullosos y comprometidos, pero siempre mirando hacia esa “Latinoamerica” que volvieron a apoyar como siempre hacen cuando tienen oportunidad, mientras el saxofonista y el resto de la banda continuaban alterando el animo del personal. Cuerdas, vientos… todo ayudaba y enfocaba el mismo mensaje.

“La tierra no se vende”

Hubo el clásico parón, pero fue casi cómico porque todo el mundo era consciente de que faltaba el himno de la banda. Volvieron, y “Atrévete te, te” retumbo con toda la mística de la canción que lanzó al grupo a los grandes escenarios por donde ahora se mueven con total soltura y rutina, uno de esos momentos musicales que no se olvidan con facilidad. Y de despedida, un fin de fiesta perfecto con “Vamos a portarnos mal“.

“A veces es necesario portarse mal, Picasso se portó mal, rompiendo las reglas pero para bien”.

Grandes. Son muy grandes, tantos como ese mundo que recorren orgullosos, enseñando su esencia por todo el globo. Tras estas casi 2 horas de concierto demostraron por qué, y también dando un aviso de que esto no ha terminado. Con “Multi-viral”, y los que vienen, prometen guerra para rato.

Pd: un aplauso para la organización de un festival como es Ibiza Roots, promoviendo música y arte alternativos y apoyando a que suenen grupos diferentes a la tónica de la isla. Y en Agosto más.

Pd2: Toda Ibiza está en contra de las prospecciones petrolíferas en su entorno. Gobierno de Ibiza, proteja y defienda Ibiza.

Calle 13 // Ibiza Roots

 http://lacalle13.com/tour/

Imágenes cortesia de Andrés Iglesias

 

 

 

 

 

 

 

 

http://www.lagonzo.es/wp-content/uploads/2014/07/roots-festival__MG_1577-682x1024.jpghttp://www.lagonzo.es/wp-content/uploads/2014/07/roots-festival__MG_1577-290x290.jpgMarco AceitunoConciertos
El 15 de Julio los puertoriqueños Calle 13 encabezaron una global edición del Ibiza Roots Festival, cumpliendo todas las expectativas de un publico entregado al calor de un genial evento con un mensaje final muy claro y latente: stop prospecciones petrolíferas en Ibiza. Llegamos muy a mi pesar cerca del...