Me concede una interesante entrevista el médico, epidemiólogo e investigador Dr. Miguel Ángel Martínez-González (Málaga, 1957). Es catedrático de Salud Pública de la Universidad de Navarra y, desde junio de 2016, catedrático visitante de Harvard. Actualmente, el Dr. Martínez-González es director del Departamento de Medicina Preventiva de la Universidad de Navarra. Fue galardonado (2014-2019) con un “Advanced Research Grant” del European Research Council para desarrollar el proyecto PREDIMED-PLUS, el mayor estudio realizado hasta ahora sobre los efectos de la dieta mediterránea y hábitos de salud. Recientemente ha publicado con Planeta “Salud a ciencia cierta”, sobre el que le pregunto.

Entre los alimentos que se incluían en la Dieta Mediterránea, sobre la que se asienta gran parte del desarrollo de ‘Salud a ciencia cierta’, están el queso y el yogur. Dos alimentos muy controvertidos sobre si son o no saludables y si debemos o no incorporarlos a nuestra dieta. Ayúdenos a rebatir mitos y a tomar una decisión saludable.

Son alimentos del grupo de los lácteos (que no es imprescindible para seguir una dieta saludable), pero pueden tener ciertas ventajas al estar fermentados. Como explico en ‘Salud a ciencia cierta’, se podría recomendar el consumo de yogur siempre que no reemplace a la fruta como postre, que es mucho más saludable y es lo típico de la dieta mediterránea.

Comer pan blanco, patatas, arroz y pasta –alimentos de los que habla en su libro alertándonos de que no deben constituir la base de nuestra alimentación– parece que no darían problemas en deportistas o personas dentro de su peso ideal. Háblenos de este matiz porque son alimentos muy frecuentes en nuestra mesa.

Efectivamente, el problema con estos alimentos, ricos en almidón, solo está presente cuando se ha entrado en el sobrepeso/obesidad.

No solo de pan vive el hombre y no solo de alimentos trata este libro. Qué interesante el apartado ‘Pensar fortalece las neuronas’. Todos los días perdemos neuronas por lo que debemos ‘alimentarlas’, ‘entrenarlas’ si queremos tener una buena calidad de vida conforme vayamos envejeciendo. Explíquenos brevemente el concepto de reserva cognitiva y los beneficios del entrenamiento cognitivo.

El concepto de reserva cognitiva requeriría mucho espacio y viene ya explicado en ‘Salud a ciencia cierta’. Brevemente puede decirse que consiste en los mayores recursos intelectuales que tiene una persona que ha entrenado bien su cerebro a base de haberse empleado a fondo en estudiar y aprender durante años. Estos recursos le permitirán, incluso en presencia de algunas lesiones orgánicas cerebrales propias del envejecimiento o incluso de inicios de una demencia, salir airoso de muchas situaciones. Es una especie de resistencia o resiliencia que da cierta inmunidad frente a los cambios cerebrales propios de la edad. Por eso nunca es tarde para seguir aprendiendo.

¿Qué respuesta espera por parte de los lectores de este ‘Salud a ciencia cierta’?

La respuesta que espero es no solo de aceptación “intelectual”, sino también “conductual”. Espero que ‘Salud a ciencia cierta’ sea un libro efectivo y motivador para cambiar hábitos de vida y de consumo de alimentos.

Salud a ciencia ciertaDr. Martínez-González. Editorial Planeta. ISBN: 978-84-08195-08-5

http://www.lagonzo.es/wp-content/uploads/2018/10/Dr.-Miguel-Ángel-Martínez-González.jpghttp://www.lagonzo.es/wp-content/uploads/2018/10/Dr.-Miguel-Ángel-Martínez-González.jpgGinés J. VeraEntrevistaLiteraturaDr. Miguel Ángel Martínez-González,Salud a ciencia cierta
Me concede una interesante entrevista el médico, epidemiólogo e investigador Dr. Miguel Ángel Martínez-González (Málaga, 1957). Es catedrático de Salud Pública de la Universidad de Navarra y, desde junio de 2016, catedrático visitante de Harvard. Actualmente, el Dr. Martínez-González es director del Departamento de Medicina Preventiva de la Universidad de Navarra....