Macy Gray enamora y convierte la discoteca Sasazu en su propio templo del soul.

Los lunes suelen ser muy duros, pero un concierto de esta maestra de ceremonias no hace de este día uno cualquiera. Tres cuartas partes de la sala se llenaron, y hasta sorprende porque precio de la entrada no era demasiado asequiblie y ese mismo día actuaba Katy Parry en la ciudad.

Con su típico “afro look” y una boa de plumas rosas emergió ante el escenario de Sasazu acompañada por una virtuosa banda, los mejores músicos del mundo (según ella, claro está). Comenzaba así un recital de soul y blues que iba a durar algo más de hora y media, y que no decepcionó a pesar de las dificultades que tuvo por momentos para conectar con la audiencia, muy poco participativa (ya lo hemos comentado muchas veces, esto es República Checa).

Lejos quedan esos sonidos de hip-hop por los que destacó hace unos años, su show hoy en día ahonda en el estilo con el que ella dice identifircarse, el soul más clásico, de ahí que su actuación se centrara mayoritariamente en su último trabajo “The Way”, un álbum que rememora su auténtica pasión. Pero no todo iba a ser para lo nuevo, “Bang Bang” le puso un toque de blues a la noche, y una sorprendente cover del “Creep” de Radiohead creó ese gran momento de comunión con la audiencia que tanto se hacía esperar, un efecto similar que también transmitió la interpretación de su más conocido single “I Try”, otro de los momentos más álgidos de la noche.

Por esa actitud tan positiva, esa sonrisa y por supuesto, esa voz que directamente enamora, Macy Gray es una diva de los pies a la cabeza.

Fotografía: Antón Ben

Macy Gray
23 de Febrero 2015, Praga
Organizado por Live Nation

http://www.lagonzo.es/wp-content/uploads/2015/02/DSC_0580.jpghttp://www.lagonzo.es/wp-content/uploads/2015/02/DSC_0580-290x290.jpgLa Gonzo PragaConciertosPragaprague,praha
Macy Gray enamora y convierte la discoteca Sasazu en su propio templo del soul. Los lunes suelen ser muy duros, pero un concierto de esta maestra de ceremonias no hace de este día uno cualquiera. Tres cuartas partes de la sala se llenaron, y hasta sorprende porque precio de la entrada...