Praga se llena de moda en su segundo Mercedes-Benz Fashion Weekend.

El pasado fin de semana tuvo lugar en Praga el gran evento de la moda checa (MBPFW), que por segundo año consecutivo contó con el respaldo de Mercedes-Benz. Ha pasado así a formar parte del programa global en el que se incluyen otras semanas de la moda como Nueva York o Madrid, y que busca favorecer la internacionalización de los diseñadores que participan en ella. Este año, además, estrenaba director creativo, Lukáš Loskot, que supo dar un giro muy acertado a un evento que crece cada año y busca su lugar entre las grandes pasarelas internacionales.

El lugar elegido fue la Facultad de Derecho de la Universidad Carolina de Praga, donde se mostraron las propuestas de diseñadores checos y eslovacos para la temporada primavera-verano de 2015.
Durante 4 días pudimos disfrutar de la creatividad de artistas ya consagrados en el panorama checo, como Jakub Polanka, y jóvenes talentos que demostraron su frescura y profesionalidad.
Hablamos de una pasarela que, pese a su corta tradición, empieza a apuntar maneras. Además, los eventos y fiestas que se celebraron paralelamente durante toda la semana le dieron el interés social que merece.

El Mercedes-Benz Prague Fashion Weekend, aunque aún tiene detalles que mejorar para competir con las grandes citas de la moda, trabaja para ganarse su sitio. En esta ocasión, contó con la presencia de dos personajes ya conocidos internacionalmente: la singular Pandemonia, artista londinense habitual de las pasarelas que viste un traje de plástico que la cubre desde la cabeza a los pies; y el excéntrico modelo canadiense Rick Genest, más conocido como Zombie Boy por tener todo el cuerpo tatuado como un esqueleto.

También hubo un hueco para las nuevas promesas, que demostraron su talento en el concurso RED CUT by Aukro. Aquí 11 jóvenes pudieron exhibir sus diseños siguiendo unas directrices claras que ponían límites a su creatividad: tenían que crear sus prendas con una cantidad concreta de tejido rojo proporcionado por la organización, y lo hicieron bajo la dirección de la diseñadora Liběna Rochová. El ganador podrá presentar una colección en la pasarela de 2015 y además, todas las creaciones mostradas se subastarán y el dinero recaudado será donado a beneficencia.

Con esta nota solidaria y con las propuestas de Markéta Šohajová, Ivana Kaňovská y Markéta Martišková se cerró este fin de semana de la moda, dejando un buen sabor de boca entre sus asistentes y esperando abrir ya sus puertas en el año 2015.

Más información  en:
http://www.mbpfw.com/en/

Redactora: Julia García
Fotografía: Antón Ben

http://www.lagonzo.es/wp-content/uploads/2014/09/12-1024x765.jpghttp://www.lagonzo.es/wp-content/uploads/2014/09/12-290x290.jpgLa Gonzo PragaEventosPragaprague,praha
Praga se llena de moda en su segundo Mercedes-Benz Fashion Weekend. El pasado fin de semana tuvo lugar en Praga el gran evento de la moda checa (MBPFW), que por segundo año consecutivo contó con el respaldo de Mercedes-Benz. Ha pasado así a formar parte del programa global en el...